Soy Maribel Albusac

Mi nombre es Maribel Albusac y nací un 28 de febrero de 1986 en Ciudad Real. Siempre me he sentido muy orgullosa de mis raíces y muy manchega, pero al cumplir 21 años decidí dar un giro por completo a mi vida y trasladarme al sur.

Sería en Andalucía donde empezaría una nueva vida, una vida llena de grandes aprendizajes y experiencias, sin duda las mejores hasta el momento. Así que cada 28 de febrero no celebro solo mi cumpleaños, sino también el de una tierra que me daría oportunidades únicas y se convertiría en el sitio que hoy considero mi hogar.

Mi interés por el mundo audiovisual crece al terminar mis estudios en la Escuela de Cine de Sevilla como Directora de Fotografía y Operadora de Cámara, es entonces cuando decido seguir formándome como fotógrafa. Siempre me ha entusiasmado la pintura, la imagen, el captar el momento único de las personas y guardarlo para siempre… y la fotografía me permitía todo eso, pintar con la luz, captar una imagen de ese momento tan único y tan irrepetible, y poder guardarlo para siempre.

Así poco a poco empezó mi camino como fotógrafa. Al principio, como en todo, sin saber muy bien en lo que centrarme, sin encontrar la parte de la fotografía que sacaba lo mejor de mi.

Hasta que un día hice mi primera sesión de niños y lo cambió todo. Ese día estaba muy nerviosa porque me advirtieron que no sería fácil, pero yo tenía un millón de ganas, ilusión y confiaba en que sería capaz.

Desde ese día supe que había encontrado mi sitio, hacer fotos a los niños era lo que me llenaba. Entrar en ese mundo, captar esa inocencia y esa belleza tan infinita que tienen era sin duda lo que me hacía feliz.

Por esa razón decido emprender mi camino y centrarme en las familias y todo lo que ello engloba, porque me encanta ser testigo de esos momentos. Captar esa sensación de los padres cuando están esperando a su bebé, esa ilusión, ese amor que sienten tan incondicional hacia alguien que aún no ha nacido pero que sienten que lo quieren desde siempre. Los primeros 15 días de vida de vuestro pequeño que sirven para recordar que fueron los primeros 15 días más especiales de vuestras vidas. Igual que las sesiones cuando son un poco más grandes que ya parecen pequeñas personitas, un recuerdo así de familia es el mejor regalo que se puede tener.

Por eso me encanta mi trabajo, porque ayudo a la gente a crear recuerdos y guardarlos para siempre.

Gracias por llegar hasta aquí y haber dedicado unos minutos a saber más sobre mi, no dudes en contactar conmigo ahora, estaré encantada de atenderte.

 

Contáctame

Puedes contactar conmigo para una sesión de recién nacidos, niños, familias o premamá. También si tienes dudas al respecto te responderé en el menor tiempo posible.